I Marxa Entreparets a Vilafranca

Crónica de la I Marxa Entreparets a Vilafranca.

 

 

 

 

 

 

 

 

Los participantes en la I Marxa Entreparets nos llevamos una grata sorpresa con la nueva prueba.

 

 

 

 

 

 

 

La I Marxa entreparets nace para sustituir a la anterior Cursa de Muntanta Vilafranca que estaba en horas bajas por culpa de la saturación de pruebas en el mes de abril, solapándose muchas de ellas.

Aunque el cambio de fechas no ha conseguido, de momento, su propósito inicial, si que ha supuesto un cambio radical respecto a la anterior prueba.

 

El espectacular nuevo recorrido , al salir desde el mismo pueblo, viene marcado por la supresión de la ascensión al Tamborero, para no incrementar el kilometraje en estas fechas.

Con eso se ha conseguido una nueva ruta, con muchísimo más sendero, y unos paisajes grandiosos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La primera parte del recorrido aprovecha zonas de la antigua prueba, realizándose en muchos tramos en dirección contraria, para, hacia el km 14 ofrecernos unos paisajes espectaculares, difícilmente accesibles si no es en una ruta marcada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Al no encontrarse ninguna montaña de gran altura cerca del pueblo, el recorrido es muy de carrera continua, lo que para los deportistas que no están acostumbrados resulta un hándicap, pareciéndo incluso más dura que la anterior prueba.

De todas formas no hay que olvidar que en sus 24 km se superan más de 800 m de desnivel positivo, que aunque acumulados, (el mayor desnivel es de 200m), consiguen castigar a culaquier participante.

 

 

 

 

 

 

la última parte del recorrido dicurre por un precioso barranco localizado a poco más de un km del peublo, accediendo al mismo por una vereda rocosa que no defraudó a ningún participante.

La I marxa Entreparets disfrutó además de un precioso día, que amaneció soleado para ir nublándose poco a poco, para acabar cayendo unas pocas gotas que ayudaron a rebajar la dureza de la última parte, marcada por la ausencia de bosque, que es la tónica de la casi totalidad de la prueba.

No hay que olvidar que aunque se celebre en septiembre, un mes todavía caluroso en la costa castellonense, en Vilafranca, y en la prueba en concreto no se baja en ningún momento de los 1000m de altitud, y en estas fechas otoñales, la temperatura ya es muy baja por las noches, y durante el día si no luce el sol, difícilmente se superan los 15º

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Si alguno quiere difrutar viéndo buena parte del recorrido en un pequeño recorrido, solo tiene que pinchar aquí.


 

Esta entrada fue publicada en Carreras a pie por admin. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *