Forcarral

Travesia arista Pico Forcarral-Pico pineta- refugio Tucarroya
Dificultad de la via MD inf.

 Dispuestos a conocer las excelencias del renovado refugio de Tucarroya, nos dirigimos con toda la ilusión del mundo los trepas, Alexis Edo, Manolín Castillo, Manu Renau y el que escribe, Arturo Lillo hacia el precioso valle de Pineta, campo base de nuestra aventura.

Reseña de la cresta vista desde la vertiente francesa

Con escasa y “relativa” información nos preparámos bajo la tenue luz mañanera con las mochilas cargadas de “cacharros” para escalar  clásica, y con un buen volumen de líquido elemento, ya que no íbamos a poder reponer en toda la ruta, y todo lo necesario para vivaquear.

En 3 horas conseguíamos llegar a 2600 m de altura en el collado de Pineta, frontera con Francia y base de la pared que accede primero a la Punta de Forcarral de 2717 m y a continuación al pico Pineta de 2861m, punto más alto de la aventura.

Delante de nuestros ojos se alzaba una espectacular pared caliza vertcal y a ratos extraplomada, con variedad de itinerarios, aunque, y siguiendo las indicaciones de la reseña, ya habíamos elegido una estrecha canal con pasos extraplomados de V+.

Alexis Edo, bien pertrechado de friends, fisureros y clavos, se encarama con dulzura y seguridad en el primer largo de unos 30 m, aprovechando una antiquísima reunión.

  

Consigo seguirle, con infiníto cuidado de no tirar piedras a la siguiente cordada, con Manolín a la cabeza y Manu de fiel escudero recogiendo material.

 El 2º largo, algo extraplomado y de V+, nos dejaba a todos un buen sabor de boca debido a la calidad de la roca, algo que ya no veríamos en muchas horas.

 El 3º largo ya empezaba a marcar el terreno, y es que aunque el grado bajaba al IV+, la roca no te dejaba realizarlo con alegría.

Todos juntos en la reunión del 3º largo, a unos 100 m del suelo,  nos la prometíamos muy felices; El siguiente largo nos decía la reseña que aunque algo descompuesto se dulcificaba hasta un teórico IIIº grado, con lo que a la 1 del mediodía que era, ya nos parecía nuestro objetivo factible.

Alexis Edo, nuestra punta de lanza, desaparece en un recodo de la roca y comienza a ganar metros con facilidad, aunque llega a un punto en el que la cuerda subía y bajaba como si de un acordeón se tratara. La espera se estaba haciendo interminable. Conseguimos hacerle saber que le quedaban escasos 4 m de cuerda, y comienza una frenética actividad con numerosas caídas de piedras por una canal próxima a nuestro improvisado balcón, hasta que una voz nos hace saber que podíamos seguirle en la “fácil escalada”.

Le sigo, y nada más girar el recodo aparece ante mí una descompuesta pared de aspecto sencillo y al mismo tiempo muy delicado. Voy superando metros y Manolín me sigue en ensamble y recuperando cacharros. De repente, a los 40 m de largo, nos encontramos la mochila de Alexis abandonada en uno de los anclajes, aunque a él todavía no le veíamos.

Pronto comprendemos  la razón. Una expuesta travesía era el motivo se su inusual retraso, y no por la dificultad, sino por el conglomerado de rocas que en cualquier momento se podían desprender de la pared.

Al otro lado del paso y después de hacer una gran limpieza de pared se encontraba Alexis bien pertrechao de un clavo y 2 friends.

Entre Manolín y yo conseguimos trasladar la mochila al otro lado del problema, y continuo, mientras Manu ascendía y se encontraba con la sorpresa, hacia el filo de la cresta.

Una vez en ella consigo montar una reunión alrededor de la única punta de roca segura que encuentro en la base de la siguiente pared.

Ya con todo el equipo reunido en el precario filo de la arista, y  una vez reforzada la reunión mediante los benditos clavos, comienza la búsqueda de la continuidad de la ruta.

Delante nuestro un extraplomado, descompuesto e inescalable espolón al que había que rodear.

Por la derecha:

Precaria travesía en ladera, final teórico de una vecina vía, al final de un expuesto y pedregoso corredor. Se monta una reunión para asegurar el intento de continuar por esa vertiente, pero optamos por abortarlo al cabo de unos 10 metros  debido a que las dificultades son muy superiores a lo que nos intenta decir la reseña. Vuelta para atrás asegurando el retorno.

Por la izquierda:

Otra precaria travesía por terreno muy descompuesto y sin capacidad de colocar seguros desemboca en la que parece ser la pared a seguir.

A todo esto son ya las 6 de la tarde. Hemos perdido 5 horas desde el 3º largo, nos quedan 150 m a cumbre, unos 5 largos y 4 horas para llegar con luz a la brecha de Tucarroya.

El vivac en pared, a este ritmo, se hace cada vez más una opción a tener en cuenta.

El descontento se apodera con facilidad de todo el grupo.

A las 6’30 decidimos a abandonar y centrarnos en rapelar con la máxima seguridad de una ruta que no recomendaremos a nadie.

A las 21 horas, y después de 3 alucinantes rápeles de 50 m justos, aterrizamos sanos y salvos en el collado de Pineta, comienzo de la aventura.

Felicitamos a Alexis por la seguridad que da la escalada a su lado.

A las 00’30, ya del día siguiente, nos damos un merecido ágape bien regado con buen vino y nos disponemos a descansar bajo la tenue luz de un despejado y estrellado cielo. ¡17 horas de actividad!

A las 7’15 comienza a llover.


 

Esta entrada fue publicada en Alpinismo, Escalada por Club Trepa Castellet. Guarda el enlace permanente.

3 pensamientos en “Forcarral

  1. Recorrí este espolón y la cresta hasta el Pico de Pineta en 2003, y me divirtió mucho reconocer los pasos que describen! Mis malos hábitos en roca descompuesta hicieron que no me desanimé, al contrario, disfruté mucho la belleza salvaje de la Punta del Forcarral. Supongo que les dará gusto saber que el tramo más pudrido está al llegar a la Brecha de la Ventana. La ventana misma es un arco de piedras en equilíbrio. Unos metros después, sigue la más inesperada sección de gendarmes afilados, excelentes, aéreos. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>