TMB en bici de montaña

Vuelta realizada del 4 de Julio al 6, saliendo de Chamonix, pasando por Suiza e Italia, y cerrando el círculo por Les Houches. 185 kms y casi 8000 metros positivos. En ningún momento el paisaje deja de ser espectacular, ni en Courmayeur, el punto más “civilizado” de la ruta.

Fuimos seis bikers con el apoyo magistral de Anna Collado con toda la intendencia y montaje de campamentos.TMB portadaEl Mont Blanc al fondo. Una constante en la ruta. Desde el Coll de la Roselette, 2000 m, último gran puerto del último día.

TMB 001TMB 002TMB 003

 

 

 

TMB 004

 

 

 

TMB 005TMB 006

 

 

 

TMB 007

 

 

 

TMB 008TMB 009

 

 

 

Final de la primera jornada, pasando por los puertos de Chalet du Col de Balme a 2200 m y ya en Suiza, con el primer bajadón del día hasta Le Peuty y vuelta a subir primero hasta el Coll de la Forclaz a 1527 m, y continuar por el intinerario del Tour del Mont Blanc en donde unas gentiles euskaldunes nos advirtieron que nos quedaba un subidón, subidón, y no se equivocaban. Posiblemente el tramo más duro de todo el Tour, en poco más de un km un desnivel de 500 m porteados, hasta a un precioso portillo a 2000 m en el que al otro lado observámos unos acogedores toldos; La borda de la Bovine. Unas cervezas reconstituyentes y el resto de los bocatas fueron el merecido premio. En la bajada hasta 1300 m destrozo el disco trasero y con mucho cuidado me toca continuar la ruta.

Volvemos a subir al Lac de Champex a 1500 m, y otra vez por los preciosos senderos que discurre la TMB bajamos y volvemos a subir por el valle que nos lleva a nuestro primer campamento en La Fouly. Un coqueto camping de montaña con todas las comodidades posibles. Sesión de mecánica primero, ducha, cena, y un merecido descanso.

TMB 010TMB 011

 

 

 

TMB 012TMB013

 

 

 

TMB 013

TMB 014TMB 015

 

 

 

TMB 016TMB 017

 

 

 

TMB 018

 

 

 

A las 8 en punto de la mañana continuábamos la marcha después de recoger el campamento en dirección al Coll de Ferré a 2550 m de altura, primer puerto importante de nuestro Tour. Pasamos primero por La Peule, un precioso refugio a 2000 m con jaimas como habitaciones. Antes del Coll tocamos nuestras primeras nieves. Menos mal que no fuimos a primeros de Junio como en principio teníamos pensado.

Nuestro primer puerto importante fué espectacular, el entorno increíble, la gente apoyándonos, gente corriendo entrenando la TMB…, tan espectacular y tan absorto se quedó Ismael que se dejó la mochila en lo alto, y cuando llevaba unos 200 m de desnivel negativo se dió cuenta y tuvo que remontar sin rechistar ni decirle nada a Manu, no fuera que le diese la bronca.

La bajada de las que dejan huella, bastante técnica, con continuos troncos cruzados para dirigir el agua, y como premio un gran refugio a 2000 m, el Elena, cerveza y bocata. Una vez todos juntos continuamos bajando hasta Courmayeur donde saboreamos una auténtica pizza italiana.

La digestión la hicimos, con el ascenso, hasta primero los 1990 m del Refugio Combai, depués de pasar los pueblos de Peutherey, Freney, nombre míticos, y de embobarnos con sus increibles aristas. Pensar que hay gente que sube por ahí…!! Ufff!! Luego continuamos hasta los 2512 m del Col de la Seigne, no sin antes pasar por el refugio de Elisabetta Soldini Montanaro a 2150. Antes de llegar un montañero nos dijo que al otro lado la bajada era una “autopista”. Genial!!

Esta vez sin olvidos, la bajada fué un disfrute, un rápido sendero hasta el Refugio de les Mottets, en donde nos encontramos unos catalanes con los que intercambiamos experiencias de nuestras aventuras mientras nos hidratábamos con cerveza.

Nos quedaba una corta bajada en tiempo hasta los 1550 de Les Chappeux, un camping libre donde de nuevo Anna nos había instalado el campamento. Un poco de lluvia incordió los preparativos de la cena, pero de nuevo el cielo se abrió sobre nuestras cabezas y pudimos cenar sin ningún problema.

TMB 019TMB 020

 

 

 

TMB 021TMB 022

 

 

 

TMB 023TMB 024

 

 

 

TMB 025La última jornada comenzó a las 8 de la mañana con el ascenso por uno de los puertos míticos de Alpes, el Coll de Roselend a 1980 m, seguido de un descenso por carretera hasta la presa de Roselend para enlazar con un desvío a derechas que nos llevó primero al embalse de La Gittaz, y por una pista ganadera  ascender el último gran paso de todo nuestro Tour, el Col de La Roselette, de nuevo a 2100 m y como siempre porteando los últimos metros, senderos de montaña.

Por supuesto no se acababa ahí las penurias. Un descenso bastante técnico, el que más de la ruta, dió paso a un corto ascenso asfaltado a un mirador espectacular de esa parte del macizo, cerca del Chalet de la Croix. Son las pistas de esquí del valle de Hauteluce. La ruta de Gouter, la arista de Bionnassay, la Aiguille de Midi, Mont Blanc…, todo el macizo se habría a nuestros ojos desde una terraza con unas cervezas.

Continuamos bajando por un sendero más de andar que de ir en bici, hacia les Contamines-Montjoie, espectacular complejo turístico de alta montaña. El  acceso hacia el complejo espectacular también, una pista trazada encima de losas de piedra con saltos naturales, con un gran desnivel, solo apta para todo-terrenos. Primero da acceso a la Notre Dame de la Gorge, pintoresca iglesia, y luego ya al complejo turístico y al pueblo. Bajamos sonrientes sin saber lo que nos esperaba.

Un giro brusco a la derecha en La Villette y un cartel que advierte; Solo vehículos especiales”. De momento se deja, no será para tanto! Craso error del que pronto nos dimos cuenta. Comienza una dura subida, interminable, a Le Champel en la que todos, absolutamente todos, tuvimos que echar pie a tierra. Ni idea del porcentaje, creo que no lo leía el GPS. Según el mapa en 800m de distancia, 250 m de desnivel positivo.

Continuamos subiendo por una pista que nos adentra en el valle por el que discurre el torrente del Bionnassay, primero por la izquierda del río para cruzarlo, subir a las casas de  Les Bettieres y la última subida, esta vez sí, al Coll de Voza, una de las estaciones intermedias del Tramway del Mont Blanc, 1650 m de altura. Próximo descenso a Le Fouilly por sus pistas de esquí. Primero un buen descanso con una merecida cerveza. Si alguien nos hubiera dicho que ibamos a estar sentados allí en menos de tres dias….

La última bajada por una empinada y peligrosa pista de esquí no presagiaba nada bueno, de repente, a mano izquierda aparecen unas señales de rutas de btt. !Un bike-park! saltos imposibles, peraltes y rampas de madera, curvas y más curvas, un gran colofón para tres días de disfrute.

Los 6

Esta entrada fue publicada en Bicicleta de montaña, General por Archi. Guarda el enlace permanente.

2 pensamientos en “TMB en bici de montaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *