Zinalrothorn: Cuando los dioses están de nuestra parte

Imagen

Foto tomada de la página www.summitpost.org

Ha llovido y el bucólico bosque en el que hemos vivido algunos días está mojado. Aunque aún no lo sabemos, mañana decidiremos volver a casa. Mientras tanto,paseamos llenos de esperanza soñando con una nueva cumbre (Chamonix, 17 de agosto del 2016).

Bosque

Chamonix, una tarde cualquiera después de la lluvia

Veinticuatro días antes salimos  de España cargados de proyectos que durante meses hemos estudiado y sobretodo Javi. Sabemos que al mínimo incidente, algunos de estos proyectos tendrán que ser cambiados porque así son las cosas en alta montaña. Así son las cosas en Alpes.

En esta ocasión, el incidente viene en forma de mal tiempo (podría haber sido peor) y este pormenor nos obliga a desplazarnos a otros lugares. Así es como llegamos a Zermat a encontrarnos con el Zinalrothorn,  cumbre que nos atrae por su corte clásico, la verticalidad de sus líneas y la ausencia de exceso de cordadas. Factor éste, que cada vez valoramos  más.

El “Zinal”, como es llamado por la gente de por aquí,  es un coloso de nieve y gneis sólido de 4221 m. muy apreciado por apasionados  de la escalada.Para subir al Zinalrothorn, los mortales invertimos dos días. El primero es una aproximación a pie desde el mismo Zermat al refugio de Rothornhütte (1600 m. de desnivel). Decir que pese al desnivel, es una subida bastante amable. El segundo día, es el de subida a cumbre y vuelta al refugio o a Zermat (según los tiempos y la energía de cada uno).

Zermat, 15 de agosto del 2016. Son las 4.30 de la madrugada y salimos del refugio. Desde aquí  a la cumbre hay 1050 m. de desnivel. Alguna cordada ha salido hace más de una hora. En total seremos como mucho entre siete y diez cordadas.  Sin prisa pero sin pausa vamos avanzando.

Debido a la rimaya, escogemos superar el primer resalte rocoso por un  corredor de unos 20 m. A nuestro gusto, roca un tanto descompuesta. Como positivo, decir que a unos metros de la salida hay unos cordinos que se pueden usar para asegurar o para rapelar. Nos irán muy bien a la bajada.

Javi y el Cervino

Javi con el Cervino al fondo

Continuamos avanzando intercalando zonas de nieve y roca con vistas increíbles: Cervino, Dent D`Herens…..No hace frío, ni viento y el cielo está despejado.  Silencio y paz. Los dioses están de nuestra parte.

Seguimos por una arista de nieve larga, muy fina, que en algún punto se vuelve extremadamente fina. Pero la nieve es buena en este momento. Los dioses…..siguen sonriendo.

A partir de aquí, comienza la escalada por terreno mixto de nieve y roca. El desplazamiento es principalmente en travesía al principio y al ensamble, dirección al couloir de Gabel. Los crampones y el piolet se hacen necesarios para escalar. Ausencia de seguros. Lo peor de aquí nos pareció cruzar una canal helada pero al bajar descubrimos que si se cruza más abajo tiene incluso algún cordino para asegurar o rapelar.

Los dioses están de nuestra parte

Los dioses están de nuestra parte

Continuamos escalando por el couloir hasta llegar a la brecha Gabel . La escalada aquí nos resulta agradable. Con muy buena roca, sol y casi ausencia de nieve que nos permite quitarnos los crampones durante el resto de la ascensión. En este tramo encontramos dos o tres reuniones con cordinos.

Desde la brecha de Gabel  hasta cumbre encontraremos los pasos más difíciles. Según las guías son pasos de hasta III+ pero cerca de la cumbre  algún paso aislado se nos antoja bastante más difícil según por donde lo pases. En este trayecto encontraremos algún clavo, alguna anilla y algún parabol. Por otra parte, ausencia de cuerdas fijas y algunas posibilidades de autoproteción.

Javi llegando a la brecha Gabel

Javi en plena escalada y al fondo la cumbre. Ya estamos ahí

Javi en plena escalada y al fondo la cumbre. Ya estamos ahí

 

Una vez en  la cumbre, la bajada será por el mismo itinerario anteriormente descrito. Algunos rápeles nos facilitarán el descenso pero aún así no deja de ser un tanto técnico. Hay que efectuar algunos destrepes sin posibilidad de aseguramiento.

Lo peor fue la entrada de mal tiempo que nos sorprendió en pleno descenso. La recién nieve caída resbalaba a nuestro paso y donde más se notó fue en la afilada arista. Momentos de tensión que se nos olvidaron al llegar al refugio porque como dice Javi “Bien está lo que bien acaba” y nos guste pensarlo o no, todo es parte del juego solo que en esta ocasión, los dioses estaban de nuestro lado. Que así sea para siempre.

Cumbre

Más información en : http://www.camptocamp.org/routes/55292/fr/zinalrothorn-arete-se-puis-sw-par-la-gabel-voie-normale-depuis-la-rothornhuette

DENT D’HERENS: arista Tiefmatten bajo una lluvia de estrellas

 

Recorrido de la arista. Foto tomada de Campto camp.org

Hay varias maneras de contar las cosas así que yo lo haré a la mía. Fue la noche de la lluvia de las Perseidas. Eran aproximadamente las 3.30 de la madrugada y salimos del refugio de Aosta, situado a unas 4 horas del Pla de les Moulets en Bionaz (Italia). De la Dent d’Herens , dicen que es una montaña bella, solitaria y misteriosa y eso nos fascina. A mí, desde hace dos años, cuando la miré desde la cumbre del Liskam, asomarse tímida pero orgullosa al lado del Cervino.
Salimos 5 cordadas del refugio, no todos salimos a la misma hora, pero todos terminamos recorriendo el  glaciar des Grandes Murailles en dirección al collado de Tiefenmatten . Durante este recorrido, nos encontramos con algunas grietas de las cuales, una la recuerdo bastante peliaguda. Pero también somos sorprendidos por una lluvia de estrellas, que los más atentos tenemos el placer de disfrutar.

Dent Blanche desde Dent d`Herens

Dent Blanch vista desde el collado Tiefmatten

La parte rocosa de la arista antes de llegar a la gran pala de nieve es larga y nos resulta laboriosa. A parte, en algunos momentos no resulta fácil de asegurar. No obstante, encontramos durante este tramo algún remoto clavo y algún cordino que pensamos nos puede ser de gran utilidad al bajar. Sí, a medida que abanzamos por la arista O, tirando todo el tiempo más bien a la cara norte, resolvemos pasos que según la guía serán III y III+ . Del grado no diré más ya que siempre es un tanto subjetivo pero si que añadiré que estos pasos me parecieron bastante frecuentes y no aislados. Esto hace que en algún momento me haga la pregunta de cómo luego voy a ser capaz de bajar pero como la pregunta a estas alturas carece de sentido, procuro centrarme en hacer todo bien y después ya se verá.   IMG_1195 - copia
Más o menos al final de la cresta rocosa, cuando empieza la pala de nieve, vemos la cordada de guías que ya baja. Están en los ya mencionados rápeles. En este momento, nosotros lo vemos como una posible opción de bajada para después ya que tenemos cuerda de 60m, los hemos localizado gracias a ellos y no vamos nada bien de tiempo.
Seguimos por la pala de nieve y hay que decir que es también larga y bastante tiesa. Algunos tramos te dan tregua pero casi al final la cosa se vuelve a poner peliaguda por la verticalidad y la nieve fresca que te impide falcarte bien. Afortunadamente esta parte tiene algunas anillas que te permite asegurarte al subir y que luego servirán para rapelar al bajar. El último paso para salir de la pala nos complica un poco la vida y nos hace perder más tiempo del que quisiéramos. Esto nos aleja en distancia de las otras cordadas. Hay una reunión donde poder asegurar pero toda la roca está mojada y con algo de verglás. Otras cordadas suben a la izquierda de la reunión y abanzan bien pero nosotros nos colamos y elegimos subir por la derecha. Perdemos tiempo valioso. A la arista como dije le dan las guías 6 horas y nosotros y las cordadas restantes llevamos unas 8 horas y aún tenemos que bajar. IMG_1201

Contemplando la arista rocosa desde el inicio de la pala de nieve

Contemplando la arista rocosa desde el inicio de la pala de nieve, cerca de los rápeles

Javi ocupado con las cuerdas

Javi ocupado con las cuerdas

Se nos escapa el tiempo y nosotros en el último paso de la pala de nieve. Allí nos cruzamos con las otras dos cordadas que ya bajan. Afortunadamente, una vez sales de la pala, a penas quedan 10 minutos de cresta aérea pero fácil para llegar a la cumbre. Llegamos los últimos, estamos solos, las nubes bajas lo cubren todo y no nos hace gracia quedarnos tan distanciados de los demás así que sin celebraciones externas y sin darnos el lujo de parar ni a comer la emprendemos para abajo buscando las anillas de la pala de nieve para rapelar y volver a estar a la vista de las otras cordadas. Hemos consumido mucho tiempo en la subida sin guardar casi para la bajada. Esto hace que nos planteemos la opción de rapelar tal y como vimos hacer a los guías. De hecho Javi había dejado una señal para poderlos encotrar bien si nos hacían falta. De esta opción nos preocupa que no sabemos como estará aquello y tememos que haya piedra suelta o que se pueda enganchar la cuerda pero hay que decir que elegimos bien y al llegar a los rápeles nos alegra comprobar que están perfectamente equipados, la roca está limpia y nos anima pensar que con esta opción recuperaremos tiempo.

Siete rápeles y estamos de nuevo en el glaciar. Con los pies en la tierra, aunque en este caso se trate de hielo, las cosas se ven de otra manera. Te das cuenta de que tu atención puede centrarse en otro tipo de cosas como la sensación de hambre, sed, calor…. sensaciones que desaparecen en gran parte de los momentos en que estamos my tensos. Una vez en el hielo del glaciar, la gestión es mucho más fácil. Sólo hay que caminar de nuevo hacia el refugio, vigilando de no caer en algunas grietas. Creo que bajar nos costó unas 6 o 7 horas porque tuvimos dos pormenores en los rápeles. De lo contrario, estoy segura de que es la opción más rápida y creo que la más fácil si se tiene cuidado de no liar las cuerdas para evitar que se enganchen y si se sabe lo que os voy a contar: justo más o menos acaba la pala de nieve, en el primer resalte de piedra, es donde los tienes que buscar. Están en la vertiente S. Dicen cuerda de 60 pero has de saber que irás justo/a en el primer ràpel y en el tercer ràpel incluso te faltará y tendrás que hacer un destrepe de unos 2 o 3 metros no muy fácil ni cómodo. El segundo ràpel está a unos 10 metros y si no estás atento te lo puedes pasar. Has de mirar a la izquierda para verlo pero es muy fácil de encontrar. Caminar por el glaciar hacia el refugio, salvo el cuidado que hay que tener para evitar las grietas, se nos hace largo pero cómodo. Nos queda un último obstáculo casi al final del glaciar que es una grieta más complicada. A modo anecdótico decir que al pasar por allí me caí pero no fue absolutamente nada ya que Javi tensó bien la cuerda y yo había conseguido clavar bien el piolet. Lo mejor está por venir ya que al llegar al refugio, la gente te felicita. Los refugieros parecen alegrasrse tanto como tú de que todo haya salido bien y tras un rato de conversación y fotos con las otras cordadas, nos disponemos a cenar juntos tres de las cordadas que subimos ese día. Estamos contentos porque nos ha costado pero podemos celebrarlo

Preparadísimos para cenar

Preparadísimos para cenar

Más información:

 http://www.camptocamp.org/routes/54073/fr/dent-d-herens-arete-de-tiefmatten-tiefenmatten

Publicado en Alpinismo, Escalada, Escalada en Hielo | 2 Respuestas

Pico Anayet (2545m), Cara Norte, 500m D. Nieve polvo y mucho Mixto

Norte del Anayet

Nos despertamos el Sábado 14 con gran ímpetu e ilusión a las 5.45h tal y como habíamos quedado  mi compañero de cordada, el ilustre pero no menos avispado Alexis y yo.
Se necesitaba de un gran madrugón para afrontar la dura ascensión que nos esperaba, pero debido a problemas de logística a la hora de despegarnos del saco, aplazamos el madrugón dos horas más tarde.
Nos ponemos manos a la obra a las 8, llegado el momento y equipados con la ropa apropiada para el gélido día que nos esperaba, nos ponemos en camino con el ánimo suficiente para afrontar las siguientes 3 horas de aproximación que vaticinábamos nos costaría llegar a la base de nuestra  pared. Pretendíamos ascender raudos a través de la majestuosa pared de 400 mts.
Por el camino dejamos atrás diversas cascadas de hielo en las que algunas cordadas practicaban la escalada deportiva para algún día alcanzar grandes hazañas. Para llegar a la base de nuestro celestial ascenso decidimos acortar el blanquecino y cansino trayecto por una pequeña canal que recortaba la ladera del Anayet, en la que ya tuvimos que hacer uso de crampones y piolets debido a su reseñable verticalidad, esto nos sirvió como calentamiento y nos ubico en la montaña totalmente ya que realizamos el atajo vertical sin cuerda, cosas de escalar con Alexis…jeje.
Estábamos listos y emocionados en la base cuando el azar decidió que Manolin iba a comenzar con el primer largo, se trataba de un largo de 50 Metros en el que encontramos mucha roca verglaseada y nieve azúcar lo cual hacia imposible traccionar con los piolets, se sucedieron hasta un total de 6 largos más, en los que nos alternamos Alexis y yo, como bien se debe hacer en esto de la escalada clásica.

Finalmente alcanzamos la cima de nuestro objetivo, habíamos coronado el Anayet en una escalada arriesgada por su gran componente de trepada en mixto, debíamos ir equipados con los crampones y los piolets por la existencia de nieve en pared, pero justamente las condiciones de esta no eran lo suficientemente buenas como para asegurar una escalada en hielo en condiciones, y tampoco era lo suficientemente abundante como para poder evitar la roca, por ello en muchos momentos nos vimos obligados a cogernos de la roca con las manos y trepar con crampones por la misma…Pero al fin y al cabo a eso habíamos venido.

Ahora solo quedaba bajar de ahí, nos habían comentado que los mortales lo hacían por la normal, y luego enlazaban la bajada a través de una escuálida cadena la cual ayudaba a superar una travesía con riesgo de caída lateral, pero mas allá de ir por donde se sugería, trazamos una bajada alternativa la cual nos llevo rápidamente y sin mucho compromiso a la base del pico de nuevo, con ello habíamos finalizado la actividad, estábamos contentos y sedientos de vitamina B, como colofón, ingerimos cerveza para celebrar semejante actividad, ahí quedaban 400 m de pared en 7 largos, 11 horas de actividad, soledad absoluta en la pared y la sensación de seguir puntuando.

Este relato os lo ha ofrecido Manolín Castillo.

Publicado en Alpinismo, Escalada en Hielo | 2 Respuestas

Escalando en hielo en Canal Roya

Bonita mañana de domingo la que un buen grupo de “trepas” pasamos en el norte del Pirineo Aragonés.

Tal y como esperábamos, dadas las deficitarias condiciones de hielo en lo que va de año, nos encontramos con el Salto del Agua repleto de cordadas que inundaban sus paredes. Aun así, encontramos un hueco para pinchar en el que, entre Jose Zapata y Manu Renau, instalaron una línea que repetimos hasta que nos dolieron los antebrazos.

Un gran fin de semana montañero

 

Publicado en Alpinismo, Escalada en Hielo, General | Deja una respuesta

Dry Tooling en la Serra d’Engalçerán

Recién salidas del horno y calentitas las dos primeras vías de Dry Tooling equipadas en la Serra de Engalçerán, y posiblemente de la provincia ya han sido probadas y encadenadas.

Que me coge un YuYu M5, y Tómame la tensión M4.

Dos vías cortas de unos 15 m pero bien equipadas, duras y disfrutonas.

A la izquierda podéis ver a Roberto en la tercera chapa de Que me coge un YuYu M5, en el primer intento de la vía. Una vía con una entrada fácil, una zona intermedia, donde se encuentra él, muy dura y extraplomada, y un final más asequible.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En ésta otra fotografía se observa a Víctor en top rope en el principio de la vía Tómame la tensión M4. El principio de la vía toda por el tronco es lo más parecido a escalar en hielo, la salida del tronco es asequible pero complicada de encontrar los pasos, en donde se puede realizar hasta algún invertido, y la salida más sencilla.

 

 

 

 

 

 

 

     A la derecha se ve a Alexis acabando de equipar Tómame la tensión. Luego se encadenaría las dos vías. Tenéis la primera repetición de la vía en vídeo pinchando  aquí.
El aperturista fue Roberto.

El acceso a las vías se realiza por el mismo sendero que se utiliza para llegar a las vías de la Serra Free, se continúa bajando los peldaños sin acceder a la zona de escalada en roca, y una vez abajo y mirando a la pared, a la derecha, o hacia el este.

Más adelante podréis disfrutar de las dos vías en video completas. de momento pinchando en los números podéis ver alguna foto.

1234


 

Publicado en Escalada, Escalada en Hielo, Reseñas | Deja una respuesta

Próximamente Dry Tooling en la Serra d’Engalçerán









 Miembros del Club Trepa Castellet, Club Muntanya Vila-Real y   Amics de la Muntanya, ya estan trabajando para lo que será una zona de entrenamiento para el manejo de los piolets y grampones en roca, para esos dias que esta medio lloviendo o todo mojado y que no se puede hacer nada.

De momento os dejo unas fotos del trabajo que se está haciendo en la zona, mas adelante ya seguiremos informando.

 

   Foto 3

   Foto 4

 

 

 


 

Publicado en Escalada, Escalada en Hielo | Deja una respuesta

Dry Tooling en Pont de Suert

 

Dry tooling:

Modalidad de escalada surgida en la segunda mitad de la década de los 90. Este anglicismo significa literalmente «herramienta en seco»: indica que los piolets y crampones trabajan en gran parte del recorrido sobre roca, habitualmente extraplomos o placas, y sobre tramos en hielo, normalmente columna o cascada vertical frágil. Es decir, es un mixto extremo: extremo en roca y en hielo. Esta modalidad de la escalada en hielo tomó auge de la mano del estadounidense Jeff Lowe con su ascensión de Octopussy en 1994, el primer M8 del mundo, situado en Colorado (Estados Unidos).

                          

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dos fanáticos del hielo, Alexis y Robert, estuvieron escalando unas líneas de Dry Tooling en Pont de Suert en una zona que forma parte del Centro de Tecnificación de la Escuela Catalana de Alpinismo.

De algo valió la vista de Xavi Metal en Castellón en el pasado Festival de Cinema de Muntanya,y es que a la marcha que vamos parece ser que pronto se abrirán muchas más vías de este tipo, aunque sea para matar el gusanillo. A falta de hielo…


Publicado en Escalada, Escalada en Hielo | Deja una respuesta

Escalando hielo en Boi, y Vall Fosca

El pasado fin de semana del 18 y 19 de Febrero, Alexis Edo, Jose Zapata, Manu Renau, y Edu de Alcañiz, compañero de Alexis en las carreras de Esquí de Travesía, estuvieron escalando el sábado en Boi, y el Domingo participaron en la Cursa d’esquí de Muntanya, "Vall Fosca", puntuable para el Campeonato de España de la especialidad, y en la que acabaron en la posición 85, Alexis y Edu, y en la 119, Zapata y Manu, de un total de 150 equipos, con lo que demostraron un buen nivel a pesar de lo poco que podemos entrenar la especialidad por estas tierras.
El Sábado, Alexis y Edu atacaron la cascada "Antártic" de la que hiciero los dos primeros largos, y Zapata y Manu se centraron en la "Banquisa", formada por 3
largos partidos entre el 2º y el 3º, por una ancha canal de nieve.
El hielo, según nos cuentan, no está para muchas alegrías, el agua corría por debajo, y como no entre otra vez frío de verdad, parece que la temporada se esté acabando, al menos para las zonas clásicas de escalada, y es que aunque no pare de nevar, también es necesario que haga sol durante el día y frío por las noches para que la nieve se transforme.
Si pincháis en los números veréis fotos de la aventura
1234 5 6789


Publicado en Escalada en Hielo, Esquí | Deja una respuesta

Escalando hielo en IZAS

El fin de semana del 4 y 5 de Febrero, una nutrida representación de gente del Club Trepa Castellet, se acercó al Valle de Canfranc para visitar una de las zonas de escalada en hielo, con más auge en este invierno, concretamente el Valle de Izas.
Para llegar al mismo, hay que pasar la Estación de Canfranc, que no Canfranc, no os equivoquéis en esto, puesto que los dos pueblos tienen nada más salir un puente a su derecha desde donde sale una pista que conduce a sitios diferentes. Desde Canfranc, se accede al Valle de Ip, bonito y solitario por cierto, y desde la Estación de Canfranc accedemos al Valle de Izas.
Una hora de aproximación es el tiempo en el que nos plantaremos en la base de las primeras cascadas.
En verdad son cuatro cascadas, pero dos de ellas, las dos últimas, por su estructura, aceptan más de una cordada a la vez, y fue allí en donde practicamos la escalada en hielo.
A continuación y pinchando en los números os aparecerán unas bonitas fotos de la actividad.

123456789101112131415



Publicado en Escalada en Hielo | Deja una respuesta

Los hermanos Benages Cobo, escalando en Boi

El pasado fin de semana 21 y 22 de Enero, los hermanos Kele y
Juanjo
del Club Trepa Castellet hemos hecho una salida a los Pirineos Catalanes, concretamente a La Vall
de Boi
a probar la escalada en hielo, en esta nueva temporada, aunque las
condiciones del hielo no eran las mejores.

 El sábado de madrugada
iniciamos la salida.
 Al llegar nos encontramos
con dos sorpresas, la primera que la carretera de acceso a la Presa de Caballers
esta cortada a causa de la nieve,  así
que nos toca  cargar con todo el material
y andar sobre una media hora hasta las cascadas.
Y la segunda, y buena,
las cascadas están formadas y listas para empezar a ser escaladas ya que no hay
que esperar para ello, al no haber agobio de gente.
Empezamos por una que esta situada por debajo del sector “Cantera”,
y de esta accedimos a la Cantera donde pasamos el resto del día, hasta quedarnos
sin pilas.
 Ya tarde, de  vuelta a la furgo, que queda en el parking del
balneario, un buen paseo.

El domingo, sin madrugar demasiado, decidimos no andar tanto y
escalar en el sector Roques Negres.
 Al llegar nos encontramos
una pareja de catalanes metidos en la cascada que pretendíamos escalar, y  al no ser los días muy fríos,  las otras de alrededor comienzan a estar en peor
estado, así que a esperar turno.
Uno de ellos la hace por la derecha y  nosotros decidimos ascenderla al recto que prácticamente
tenia 90º en sus tres metros de vertical.
 Empiezo la escalda, y
colocando el segundo tornillo  se me
escapa la punta del pilotet izquierdo del hielo, sufriendo una caída  sin consecuencias, pero motivándome a seguir hacia
arriba, y llegar a la reunión.
Es cuando Juanjo se decide a probarla de segundo, llegando hasta
la cadena sin contemplaciones.
Los compañeros catalanes también aprovechan el yoyo para probar
al recto.
 Hacia las tres de la tarde
empezamos la vuelta a casa.
El estado del hielo nos ha respetado, pero si no empieza a hacer
frió para los días siguientes, las cascadas estarán en peores condiciones llegando
a ser impracticables.

     
     
     
     

Publicado en Alpinismo, Escalada en Hielo | Deja una respuesta